C/Velázquez nº118 – Piso 1
28006. Madrid
Email: clinica@clinicadentalvelazquez.com
Teléfono: 91 562 43 04
Móvil: 626 438 812

Periimplantitis: Causas y tratamientos

¿Que es la periimplantitis?

La periimplantitis es la infección del tejido óseo que rodea al implante dental.

Las bacterias anidan en la superficie del implante (empezando por la parte más superficial) y producen destrucción del hueso que rodea al implante.

El primer síntoma es inflamación de la encía: enrojecimiento de la encía, aumento del volumen de la encía y sangrado.

Si la periimplantitis progresa, se  seguirá perdiendo hueso y al final el implante dental pierde sujección y se mueve. En esta situación no queda más remedio que retirar el implante.

Causas

Las causas de la periimplantitis todavía no están completamente desveladas.

a.- La primera causa es no usar implantes buenos. Todos los implantes dentales son de titanio, pero lo que les diferencia es el tratamiento de la superficie. Se postula que una superficie del titanio más rugosa hace que las bacterias encuentre un ambiente donde proliferen con más facilidad. Por este motivo, algunas casas dejan el cuello del implante de titanio pulido.

En general las superficies de los implantes tienden a ser rugosas para aumentar la superficie de contacto del hueso con el implante y facilitar el crecimiento de las células óseas alrededor del implante.

b.- Encía libre no queratinizada alrededor del implante: el cuello de los dientes (parte intermedia entre la raíz y la corona) está rodeada por un tipo de encía que es “dura”: la encía adherida. Está encía está queratinizada y es así para proteger la raíz. El resto de la mucosa o encía es encía no queratinizada, es la encía libre, que es fina, movible y frágil.

Cuando se coloca un implante es frecuente que la encía queratinizada haya desaparecido y entonces la unión del implante con la corona del diente sea de encía no queratinizada. Esta encía es frágil y además se mueve: permite que el sarro, la comida y las bacterias penetren al fondo y aniden en el implante.

c.- No usar una técnica de colocación de implantes esmerada. La colocación y orientación del implante es fundamental para prevenir la perimplantitis. Hay que colocar el implante en zona de encía queratinizada y que todo el implante esté recubierto de hueso.

d.- Mala higiene. Para prevenir la periimplantitis es primordial mantener una higiene adecuada del diente que va sobre el implante. De manera análoga al cuidado del resto de los dientes. Sobre los dientes de implantes también se deposita sarro  y este sarro es un reservorio de bacterias que irán penetrando en la encía y llegarán al implante.

e.- Hay otros motivos como es una oclusión patológica que produce sobreestress en el hueso

f.- Por último, y no menos importante, hay un factor de predisposición personal. Del mismo modo que hay personas que tienen predisposición genética a la periimplantitis, también hay personas que tienen predisposición a la perimplantitis

Diagnóstico

La periimplantitis en sus primeros estadios es difícil de detectar: es un fenómeno infeccioso y comienza a nivel microscópico.

El primer síntoma que suele aparecer es la inflamación de la encía. La bacterias infectan la encía y profundizan. La encía se enrojece, aumenta de tamaño, sangra y duele.

Síntoma de periimplantitis avanzada es la movilidad del diente porque el implante se mueve.

Para diagnósticarlo disponemos de la exploración, sondáje de la encía y la radiografía tridimensional.

Con la radiografía veremos que el hueso alrededor del implante ha desaparecido y se ve como un valle. Dependiendo de la gravedad de la periimplantitis, este valle será más o menos profundo.

Tratamiento

El tratamiento de la periimplantitis se basa en un primer estadía en la eliminación de las bacterias.

Para eliminar las bacterias hay que acceder al implante con una incisión en la encía y limpiar el sarro que se haya adherido al implante.

Tendremos que eliminar también el tejido fibroso de reacción a la infección.

Para eliminar todos los reservorios de bacterias tendremos que crear una superficie lisa del implante. Con una fresa se eliminan las espiras expuestas tratando de dejar una superficie lisa y pulida donde no se “escondan” las bacterias y el organismo pueda regenerar con facilidad.

Por último, en algunos casos será necesario colocar injertos de hueso para regenerar el hueso perdido y mantener el volumen de la encía.

Prevención

El tratamiento de la periimplantitis es importante, pero más importante es la prevención de su aparición.

Para prevenirla, la primera medida es usar implantes buenos, implantes de calidad. Hoy día hay muchas “ofertas”, pero no todos los implantes son iguales. A corto tiempo funcionan casi todos, pero a largo plazo, solo los implantes buenos dan buenos resultados. Nuestro dentista especialista posee una extensa experiencia y por eso empleamos el implante que menos casos de periimplantitis presenta: implantes dentales 3i.

La segunda medida es mantener una higiene dental adecuada. Si se acumula sarro, las bacterias tienen un “caldo de cultivo” excelente para reproducirse y afectar al hueso que rodea al implante.

Son muy importantes las revisiones periódicas y controlar el estado del hueso que rodea al implante con una radiografía cada uno o dos años.

Si notas alguno de los síntomas de la periimplantitis que hemos mencionado en este artículo ¡Pide cita en nuestra clínica, tienes la 1ª Visita gratuita! Nuestro equipo de dentistas especializados en tratamientos dentales evaluará tu caso personalmente y te dará un diagnóstico. Ven a vernos, estamos en pleno centro de Madrid

Valora este artículo

Clínica Dental Velázquez

Clínica Dental Velázquez

Nuestra clínica dental es un centro odontológico donde los tratamientos los realizan especialistas. Ponemos a su disposión unas instalaciones modernas, tecnología de vanguardia y unos especialistas con experiencia con conocimientos específicos en cada tipo de tratamiento.
Clínica Dental Velázquez

Últimos posts por Clínica Dental Velázquez (ver todos)