Embarazo

El embarazo y la salud oral:

Debido a los mitos y/o falta de una adecuada información de la salud oral durante el embarazo, queremos responder a las preguntas más frecuentes que nuestras pacientes nos realizan en nuestras consultas diarias, y así desmentir mitos y difundir una adecuada y necesaria información de la “embarazada y la consulta dental”.

¿Cuáles son los principales cambios fisiológicos orales durante el embarazo?
Los principales cambios fisiológicos que pueden afectar a la salud oral durante el embarazo son:

  • Naúseas y vómitos
  • Cambios en la composición y pH de la saliva
  • Gingivitis del embarazo
  • Épulis gravídico
  • Movilidad dentaria
¿Qué daños pueden producir los vómitos durante el embarazo en los dientes?
Con los vómitos, ácidos gástricos que deberían sólo permanecer en el estómago son regurgitados hacia el exterior produciendo una corrosión ácida sobre la superficie del esmalte de los dientes, debilitándolos y pudiendo ocasionar lesiones por cepillado, más propensión a caries, erosión de cuellos… Es más común durante el primer trimestre del embarazo.
¿Qué recomendaciones debemos seguir para prevenir los daños por los vómitos?
Lo ideal sería seguir estas recomendaciones:

  • Tras el vómito enjuagarse con un vaso de agua con una cuchara de bicarbonato diluida.
  • Evitar el cepillado dental durante una hora tras el vómito (pese a que lo primero que querriamos hacer es eliminar sabores con el cepillado, mejor enjuagarse y esperar).
  • Comer pequeñas cantidades de alimentos no cariogénicos durante el día, evitando los azucarados o carbohidratos fermentables Ej. mejor queso curado que yogur azucarado.
  • Complementar la higiene oral habitual con colutorios fluorados por la noche para favorecer la remineralización del esmalte.
¿En qué consisten los cambios en la composición y pH de la saliva?
Estos cambios se suelen producir hacia el final del embarazo y durante la lactancia.

El cambio en la composición de la saliva se traduce en un cambio en la microflora bacteriana habitual, aumentando las bacterias perjudiciales para la salud oral y disminuyendo las que forman las barreras naturales de protección.

Los cambios en el pH de la saliva se traduce en que disminuye el pH, y reduce la capacidad tampón habitual de la saliva (disminuye la capacidad de neutralizar los ácidos gástricos).

¿Qué consejos debemos seguir para controlar los cambios en la saliva?
  • Realizar una higiene estricta mínimo dos veces al día con una pasta fluorada.
  • Mantener una hidratación adecuada durante todo el día (cosa que descuidamos para evitar las idas y venidas al baño).
  • Uso de agentes remineralizantes en casa que contengan fosfato tricálcico.
¿En qué consiste la gingivitis del embarazo?
La gingivitis (inflamación de las encías a veces acompañado de sangrado, reversible) debido a una bajada de defensas naturales por los cambios hormonales durante el embarazo.

Se suele detectar durante el tercer y octavo mes del embarazo, localizándose con mayor frecuencia en dientes anteriores, incrementado por una respiración oral y por un inadecuado control de placa (deficiente limpieza oral).

¿Qué podemos hacer para evitar la gingivitis durante el embarazo?
Lo ideal sería realizar una profilaxis (tartrectomia o limpieza bucodental) en el primer trimestre donde recomendamos encarecidamente realizarse una revisión dental en este periodo (al igual que iríamos a nuestras revisiones ginecológicas-matronaje), y otra en el tercer trimestre (si la higiene oral en casa es insuficiente o las condiciones periodontales así lo requieren).
¿Por qué podemos detectar movilidad dentaria durante el embarazo?
Con los cambios en la microflora de cavidad oral pueden provocar durante el segundo trimestre un mayor incremento de la profundidad en el sondaje periodontal.

Las recomendaciones son las mismas que para los anteriores cambios fisiológicos durante el embarazo.

¿Qué es el épulis gravídico del embarazo?
El épulis gravídico es una tumoración beninga en zona con presencia de gingivitis, el cual crece rápidamente y remite espontáneamente tras el parto.

Suele aparecer generalmente en dientes anteriores alrededor de la semana 23 del embarazo y está asociado a una pobre higiene dental.

Suele ser molesto si coge tamaño y suele sangrar (por ser zona además con gingivitis)

¿Qué hacemos si nos aparece un épulis durante el embarazo?
Lo ideal es que lo revise un periodoncista(el odontólogo especialista en las encías).

Deberemos extremar la higiene oral (muy importante centrarse en la higiene interdental con hilo-dseda dental, cepillo interproximales, colutorios con antisépticos como la Clorhexidina…)

Si el tamaño no nos molesta podemos dejarlo, pero si nos dificulta nuestra vida diaria podemos extirparlo en una mini cirugía que nos realizará el periodoncista.

 

Mitos orales del embarazo:

 

¿Cada embarazo cuesta un diente?¿El bebé obtiene el calcio de los dientes de la madre y así los debilita?
El bebé obtiene el calcio que necesita para su desarrollo de la dieta de la madre, y en el caso de que ésta sea pobre en calcio, éste recurre a las reservas óseas de la madre pero nunca de los dientes.

¿Hay más pérdidas dentales porque aumenta la facilidad de tener caries?
No hay evidencia científica que demuestre que haya un aumento del número de caries en la mujer en esta etapa, pero sí que hay evidencia que demuestra que las lesiones preexistentes se agravan.

¿Por qué entonces muchas mujeres han perdido piezas durante el embarazo?
Porque si existe una caries antes del embarazo, junto con los cambios fisiológicos que se producen citados anteriormente y con la creencia popular que durante esta etapa no se puede visitar el dentista, la lesión de caries se agranda hasta tal punto que hace que la pieza se destroce y sea casi inevitable su extracción.

¿Cómo podemos prevenir las caries dentales durante el embarazo?
  • Cepillado mínimo de dos veces al día con pasta fluorada
  • Complementar con colutorio fluorado por la noche
  • Uso de hilo-seda dental o cepillos interdentales
  • Restaurar todas las caries no tratadas
  • Alimentación adecuada, evitando carbohidratos fermentables y bebidas gaseosas azucaradas optando por snacks saludables.
  • Complementos de xylitol (chicles o comprimidos de herbolario)
¿No te pueden realizar ningún tratamiento durante el embarazo?
Los tratamiento en embarazadas se suelen realizar durante el segundo trimestre del embarazo donde ya no hay peligro para el bebé, y durante el tercer trimestre si la madre se siente cómoda con la postura.

Importante: Si hay dolor o infección, no esperar al parto!

Los tratamientos más comunes que se suelen realizar son:

  • Caries.
  • Erosiones dentales, cubriendo la dentina expuesta con agente remineralizantes.
  • Tratamientos periodontales, para mantener a ralla a los patógenos bucales.
¿Podemos usar anestesia durante el embarazo?
Sí, anestesia tópica y local segura (lidocaína con vasoconstrictor)

¿Podemos realizar radiografías en embarazadas?
Intentaremos evitarlas y postponerlas para después del parto, pero si el tratamiento durante el embarazo así lo requiere, realizaremos las menos necesarias, con protector de cuello y tórax (delantal y cuello plomado) y sólo las intraorales que la radiación es mínima.

¿Qué medicamento se puede tomar ante un dolor fuerte durante el embarazo?
Podremos hacer uso puntual de:

  • Antimicrobianos (clorhexidina, xylitol)
  • Analgésico (paracetamol)
  • Antibiótico (penicilina) si fuera necesario, pero siempre, SIEMPRE consultar primero con su odontólogo.
¿Qué tratamientos se deben evitar?
El uso de Aines, tetraciclinas y los blanqueamientos dentales.

 

Recomendaciones finales para las embarazadas:

  1. Visita al dentista cuando planees un embarazo o ya estés embarazada. Tu boca debe estar sana.
  2. Si ya tienes gingivitis o periodontitis antes del embarazo se puede agravar. Sigue las recomendaciones del profesional de las encías.
  3. Si tienes reflujos o vómitos, toma medidas para neutralizar los ácidos.
  4. Mantén una higiene oral minuciosa.
  5. Cuida tu alimentación, influye mucho en tu bebé.