Bruxismo

El bruxismo y su tratamiento:

 

Marta López Nuño

Nuestra especialista en ATM  Marta López Nuño

El bruxismo es una patología que consiste en el apretamiento  o rechinamiento de los dientes de manera inconsciente.

Suele producirse por la noche mientras se duerme. Y está asociado a situaciones de tensión o estrés.

El principal tratamiento es la prevención. Se consigue usando una “férula de descarga”, es una especie de plancha plástica que se coloca en los dientes superiores por la noche que impide el apretamiento y el desgaste de los dientes. Consigue además la relajación de la musculatura.

Insistimos en la importancia de la prevención porque una vez que se han desgastado los dientes o se han producido lesiones en la articulación los tratamientos son muy complejos, mientras que la prevención con la férula es sencilla y el tratamiento barato

Dentro de éste apartado encontrará detalladamente toda la información sobre el “Bruxismo”.

 

El bruxismo es una patología de la boca que consiste en el frotamiento y/o apretamiento de los dientes de la mandíbula contra los del maxilar superior de manera refleja y sin función.

Hay muchos tipos de bruxismo. El más frecuente es el frotamiento de los dientes superiores sobre los inferiores  por la noche, dormido. La intensidad y frecuencia de este fenómeno es variable, dependiendo de la persona y del momento (relacionado fundamentalmente con el estrés).

El frotamiento de los dientes también puede producirse estando el paciente despierto.

Una variante del frotamiento es el “apretamiento” de la mandíbula sobre el maxilar superior. Este es más frecuente que se presente por el día y en momentos de estrés agudo.

bruxismo-dental_1

Las causas del bruxismo son muy variadas: la principal causa del bruxismo es el estrés. El frotamiento se produce como “válvula” de escape en el momento en que la voluntad tiene un control menor de la actividad de la persona. Para que se entienda, es como si fuera un “tic”.

Otras causas desencadenantes o agravantes son los cambios de la oclusión habitual, maloclusiones dentales o ausencia de diente.

El problema que surge del bruxismo son las consecuencias que produce. Que pueden ser complicadas.

La buena noticia, es que el bruxismo tiene un tratamiento sencillo y barato.

Los síntomas del bruxismo, como se puede deducir de la descripción de esta patología son muy variadas: dependen de cada persona.

Además, los síntomas son muy diversos. Aunque siempre hay una predisposición, la intensidad del frotamiento/apretamiento puede variar en el tiempo, dependiendo de las circunstancias.

Con frecuencia no hay ningún síntoma por el que el paciente detecte que es bruxista. El bruxismo es diagnosticado por el dentista (ante el asombro del paciente) cuando acude a la consulta por otro problema.

En otras personas, los síntomas son tan inespecíficos o se presentan en otras partes del cuerpo (por ejemplo en el cuello) que no orientan al diagnóstico del bruxismo.

En general, el síntoma más frecuente del bruxismo es el dolor en los carrillos (músculos maseteros) al levantarse por la mañana. Tienen sensación de “tensión” al levantarse. En otros casos, el dolor o tensión aumenta en el transcurso del día.

Otros síntomas del bruxismo son:

1.- Dolor por delante del oído (corresponde con la articulación de la mandíbula con el cráneo.
2.- Dolor-tensión en la nuca (por contracción de la musculatura occipital).
3.- Sensibilidad en los dientes ante el frío o el calor.

 

bruxismo-dental_3

            Los signos (datos médicos obtenidos la exploración) que nos orientan a diagnosticar el bruxismo son:

1.- Fundamentalmente desgaste de los dientes. El desgaste de los dientes no sigue ninguna pauta fija, hay pacientes que desgastan las muelas inferiores, otros los caninos, otros los incisivos superiores por el paladar y otros los incisivos inferiores por “delante”.

Primero se desgasta el esmalte que es la primera capa del diente. Una vez que la dentina (segunda capa del diente) queda expuesta, se acelera el proceso porque la dentina es “blanda” y se “disuelve” por la saliva. Entonces aparecen unos “socavones”  en la superficie de las muelas (el paciente refiere que se le queda comida –lo típico son las pepitas de los kiwis- en las muelas).

2.-  Dolor en la zona del oído a la palpación o al abrir la boca. Un caso típico es la producción de un dolor muy intenso y agudo al abrir la boca cuando se presiona suavemente con el dedo por delante del oído. Este signo es reflejo de patología aguda o lesión del menisco que hay en la articulación de la mandíbula con el cráneo.

Si ya hay lesión en la articulación de la mandíbula pueden presentarse otros signos como desviación de la línea de apertura de la boca, disminución de la apertura bucal, etc.

3.- Dolor a la palpación en la zona retromolar, correspondiente a los músculos interiores de la mandíbula.

4.- Erosiones en los cuellos de los dientes: son pérdidas del esmalte en el cuello del diente. Tienen la apariencia de caries, pero no están producidas por bacterias si no por la excesiva-incorrecta oclusión de los dientes.

bruxismo-dental_4

Evolucionan poco a poco, al principio no se ven, pero con el tiempo son visibles y se pueden detectar porque si se pasa un dedo, la uña se queda enganchada.

Estas erosiones, junto al desgaste oclusal, son la causa de la sensibilidad de los dientes al frío y, en menor medida, al calor.

5.- Fracturas de dientes. En los casos iniciales o leves de bruxismo, son frecuentes pequeñas roturas de, que afectan al esmalte. El proceso por el que se producen estas fracturas es que el diente pierde la capa oclusal de esmalte, la dentina se desgasta, aparecen “socavones” y el esmalte de las paredes queda débil y se rompe.

bruxismo-dental_5

En casos más graves de bruxismo, son posibles fracturas verticales de dientes. En dientes endodonciados, bruxistas muy severos o anatomías peculiares de las raíces (raíces finas) puede producirse una rotura completa, de “arriba abajo” de corona y raíz.

En algunos casos, loas propias prótesis dentales sufren la rotura de un diente por un bruxismo severo.

bruxismo-dental_6

Las consecuencias del bruxismo se pueden deducir de los síntomas y signos que se encuentran en estas personas.

Desgaste de los dientes. Al desgastarse los dientes (por la cara oclusal o por las erosiones en los cuellos) queda expuesta la dentina y el “nervio” de la pieza dental está menos protegido frente al frío/calor de los líquidos o comidas que toca: se produce sensibilidad al frío.

bruxismo-dental_7
bruxismo-dental_8

La sensibilidad a los líquidos no es un problema objetivamente grave, pero puede llegar a ser doloroso e incapacitante.

Otra consecuencia del desgaste de los dientes es que se producen roturas del esmalte (ya visto en los signos del bruxismo). Si eso ocurre en los incisivos superiores, el problema estético es importante.

Lo más grave que pasa por el desgaste de los dientes es que al desaparecer la corona por el progresivo desgaste (en casos severos y de larga evolución son frecuentes) no hay posibilidad de reconstruir esos dientes. Si hay que hacer un tratamiento tan sencillo como hacer un empaste, colocar una “funda” o un implante, no se pueden hacer a no ser que se reconstruyan todos los dientes de la arcada (superior o inferior).

bruxismo-dental_9
bruxismo-dental_10
Bruxismo dental severo de los dientes superiores.
bruxismo-dental_11
Bruxismo dental severo de los dientes inferiores.

El problema estético puede ser importante, sobre todo si se producen roturas del esmalte en los incisivos superiores.

En pacientes bruxistas es frecuente ver una disminución del tamaño de los dientes: los incisivos superiores o/y inferiores se desgastan por el borde incisal  y presentan una apariencia antiestética:  dientes cortos, “limados” y sin forma en el borde.

Dolor: hay veces que el dolor en la articulación (hay que hacer un diagnóstico diferencial con otras patologías del oído) es leve y se presenta sobre todo por la mañana;  pero no es infrecuente que sea muy intenso o muy doloroso (en estas situaciones es necesario añadir tratamiento farmacológico).

Otras veces, el dolor en la cara o en la nuca. Esto es debido a las contracturas musculares que se encuentra en los bruxistas.

Los desgastes hacen que de forma continua o intermitente haya sensibilidad al frío.

Incapacidad para masticar, debido a la patología de la articulación de la mandíbula. Al producirse inflamación en la articulación, cualquier movimiento de la boca desencadena dolor.

Todo esto en pacientes que no presentan otras patologías en la boca, pero hay dos situaciones en las que el bruxismo tiene un efecto fatal. Y estas son en pacientes con periodontitis o reconstrucciones con implantes.

En pacientes con periodontitis el bruxismo –dicho de forma muy simple- hace que la enfermedad evolucione mucho más rápido y los dientes pierdan el periodonto que les mantiene en el hueso.

El bruxismo en personas que llevan implantes puede hacer que todo un trabajo excelente se estropee. El motivo es que los dientes sobre implantes funcionan como si fueran dientes naturales, pero a excepción de la sensibilidad propioceptiva: los implantes no tienen nervios que les protejan.

Se entenderá lo anterior pensado en lo que ocurre cuando accidentalmente las muelas mastican una pequeña piedrecita: por un reflejo nervioso se produce una apertura de la boca inmediata para impedir que los dientes se rompan.

Con los implantes no ocurre esto porque no tienen nervios. En el caso del bruxismo, el paciente apretará con “todas sus fuerzas” hasta lo que le den los músculos, porque no tienen ninguna información “feed back” que le diga que no debe seguir apretando. Si a esto se añade que el bruxismo suele acentuarse dormido, se entiende la conveniencia de que las personas con implantes traten su bruxismo.

bruxismo-dental-ferula-nocturna_1El tratamiento del bruxismo es fácil y difícil a la vez. Básicamente consiste en usar por la noche una férula de descarga.

La férula de descarga es un protector de “plástico” que se pone en los dientes superiores por la noche.

La férula tiene dos efectos:

1.- Si interpone entre los dientes de arriba y de abajo y por lo tanto impide el desgaste de los dientes. Con los años, hay que cambiar la férula porque se desgasta, pero una férula se puede cambiar pero los dientes no.
Los pacientes bruxistas comprueban como aparecen superficies de desgaste en la férula por el frotamiento de dientes, es la confirmación de la eficacia de este dispositivo.

2.- Al separar la mandíbula del maxilar se deja la articulación en reposo y se inhiben, total o parcialmente, los reflejos de frotamiento/apretamiento.

Los pacientes muy bruxistas notan como despiertan sin las contracturas musculares que venían padeciendo antes de usar la férula de descarga.

Como se ve, el tratamiento es fácil y además muy económico. Pero por otra parte es difícil porque hay algunos pacientes que notan mucho tener una férula de descarga en la boca.

En nuestra experiencia, la mayor parte de las personas “conviven” con la férula, una minoría no puede dejar de usarla y otra minoría no la tolera. La respuesta depende de cada persona.

En nuestra clínica dental de Madrid hemos diseñado una férula que es muy liviana. Quizás no cumpla todos los criterios ortodoxos de la fisiología ideal de la articulación temporomandibular, pero los resultados son muy buenos y son muy cómodas para el paciente.

ferula-descarga-dental-fina

En casos de patología orgánica de la articulación recomendamos y ponemos la férula de descarga conocida como Férula Míchigan. Es más voluminosa pero cumple los requisitos de la función articular.

ferula-descarga-dental

Para algunos pacientes también  hemos diseñado una férula especial que lleva dos materiales, uno interior más blando y otro exterior más duro. Está indicada en pacientes con dientes con mucha retención.

Es frecuente que nos encontremos con pacientes dudosos de si serán capaces de llevar la férula de descarga. Nuestro consejo es claro: los beneficios de la férula de descarga son muchos y el inconveniente, uno: que no se use.

Podemos clasificar los casos de bruxismo en relación al problema que ocasionan o estructura que se ve afectada por el mismo.

Desgastes por bruxismo

El problema más habitual del bruxismo son las erosiones y desgastes de las estructuras, fácilmente reconocibles a simple vista.

Desgaste de  dientes naturales

Desgaste de prótesis dentales

Roturas por bruxismo

En ocasiones, las fuerzas que se realizan en el bruxismo llegan a producir fracturas en las estructuras.

A veces cursan con dolor a la masticación o con la fisura fácilmente reconocible visualmente; pero en los casos menos detectables a simple vista (no presentan tantas erosiones, no tienen dolor), el paciente viene a consulta con la fisura muy avanzada que ha generado infección y es necesario realizar una radiografía para localizar el foco de infección y atajarlo lo antes posible para que no derive en abceso de pus o flemón.

Rotura de dientes naturales

Rotura de prótesis dentales

Rotura de implantes dentales

 

 

Odontopediatria

Buscamos que su hijo tenga una atención especial, de manera que la visita sea una experiencia agradable y que le motive a ser él quien cuide su propia salud bucal..

Factores crecimiento

Los factores de crecimiento son proteínas que se encuentran en las plaquetas de cada individuo que estimulan el proceso de regeneración y cicatrización.

Pida cita

Para pedir cita puede rellenar el formulario superior y le daremos la cita que más le convenga.